"Turquoise polie (USA)" by Parent Géry - Own work. Licensed under Public Domain via Wikimedia Commons - https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Turquoise_polie_(USA).jpg#/media/File:Turquoise_polie_(USA).jpgEn muchas culturas ancestrales, esta piedra preciosa ha sido apreciada desde hace miles de años como una piedra sagrada, un portador de buena suerte o un talismán. Realmente tiene el derecho a ser llamada la ‘piedra preciosa de los pueblos’. La evidencia más antigua de esta afirmación se encuentra en el antiguo Egipto, donde se descubrieron graves muebles con incrustaciones de turquesa, que datan aproximadamente del 3000 aC.

La turquesa es un mineral azul “turquesa”. Su tonalidad varía según el yacimiento de procedencia y el tiempo que hace que está en contacto con el aire ya que se oxida virando su color del azul hacia el verde (No confundir con la turquenita, diferente de la verdadera turquesa ya que es teñido de forma artificial).

Si la utilizamos en relación con la telurología o el feng shui de tiempo presente está situado en el dominio 4, dirección 6, en la orientación sur de la rueda telurológica, en correspondencia con el elemento agua, con el arquetipo del delfín, el gran mensajero universal, y con el sentido del oído.

Cuando el mineral tiene activa su expresión telurológica, podemos reconocer y aprovechar a través suyo las cualidades de la rueda que representa. El dominio 4 de la rueda telurológica nos habla de la feminidad instintiva, del mar y los fondos submarinos, la sensibilidad, la delicadeza, la música, la vida… los intercambios, la fluidez, la ligereza, las tradiciones, el reconocimiento y la puesta en marcha de proyectos de gran envergadura. La dirección 6 nos habla de elecciones y compromiso y también del libre albedrío. Cuando la elección se lleva a cabo, nos lleva a la inspiración y creación.

flotando aguaAl estar en armonía con el agua es un mineral idóneo para potenciar la fluidez y la facilidad de palabra, ya que aumenta la capacidad creativa del pensamiento. De la misma manera, podemos utilizar este mineral en relación con un espacio o lugar donde sea importante la fluidez en la comunicación y en las relaciones, la escucha y la empatía, posee un efecto calmante. Lo colocaremos siempre en orientación sur.

Cuando nos armonizamos con este mineral en su expresión positiva potenciamos nuestra bondad, gentileza, amor naciente, feminidad, protección para los niños y el optimismo. Facilita la introspección y la comunicación con nuestro interior.

En relación con el bienestar, se dice que este mineral estimula la glándula pituitaria de un modo muy beneficioso. Proporciona sensación saludable al organismo y posee poderes curativos gracias a su alto porcentaje de cobre.

Artículo de: Isabel de Blas. Naturópata y facilitadora de telurología.

Bibliografía consultada: Tratado de Telurología de D. Didier