Calcite-Pyrite-sn102a

La pirita es un sulfuro de hierro, el más abundante en el planeta, un mineral común en rocas volcánicas. Su color es parecido al latón amarillo. Es muy común encontrar “cubos” de pirita ya que es un mineral que crece con esta forma y estructura. Posee sistema cristalino.

Es una piedra de gran belleza, atractiva, atrae la mirada, reluce como el oro, aunque “no es oro todo lo que brilla…”. En tiempos de la conquista del oeste americano, se le llamaba el oro de los locos pues algunos buscadores pensaban haber descubierto un filón y se trataba de este mineral, de la misma manera podría favorecer o contrarrestar todos nuestros proyectos, por eso es aconsejable verificar si la onda de forma del material es positiva o negativa antes de utilizarla.

Los Mayas, Olmetas y Toltecas empleaban la pirita para hacer espejos, símbolo de nobleza y distinción. Los antiguos egipcios también usaban este mineral en sus trajes ya que relacionaban esta piedra con el sol.

Esta piedra está en correspondencia con el elemento fuego, en la dirección 1 y dominio 2 de la rueda telurológica. Nos recuerda el trabajo a realizar con la quinta esencia de nuestro Ser.

Las cualidades vibratorias de la pirita son: la purificación, la depuración y la energía fuego, en relación con el reconocimiento, la consciencia y la mirada que ponemos sobre las cosas y sobre nosotros mismos.

 

Artículo de: Isabel de Blas. Naturópata y facilitadora de telurología.

Bibliografía consultada: Tratado de Telurología de D. Didier