OLYMPUS DIGITAL CAMERAPonerse a la escucha es un término a veces utilizado para definir un estado de atención y de silencio interior en donde la consciencia del presente nos abre a la revelación. Esta revelación puede expresarse de diferentes formas, por ejemplo; a través de una imagen, una palabra, una sensación etc.… Estas claves nos abren a nuevos espacios, permitiendo un poco más el reconocimiento de la vida que se expresa en nosotros. Esta es la vía mística de la Realidad que nace del instante.

Esta realidad esencial no puede ser pensada, imaginada o conceptualizada (todas cualidades de la mente) sólo puede ser realizada, y para eso, hay que apaciguar la mente y ponerse a esa escucha,

sólo se puede escuchar desde el silencio interior, dejando de rumiar nuestras ideas, obsesiones, miedos, que continuamente nos sacan del presente, esto es de la realidad y por lo tanto de la realización.

Si únicamente nos definimos como pensamiento, la realidad se nos escapará de entre los dedos y viviremos en una fantasía dándonos de bruces continuamente con nuestros propios fantasmas. El trabajo con nuestra mente, a través de la meditación y el vacío mental es esencial para entrar de verdad en la realidad pudiendo armonizar nuestro tiempo interior con ese tiempo exterior, creando esa alquimia que nos hace ser verdaderamente operativos en la vida y con la vida.

tumblr_nes4cqJenK1ta0hnbo1_1280Todo camino de realización invariablemente nos lleva al presente, en nosotros está la forma de entrar en este presente, por la energética descubrimos que el tiempo es una energía y sabiendo que el hombre es el gran traslatador de las energías, sólo nos queda pasar a la acción, reconociendo la inserción del tiempo en este planeta en su núcleo y su remontada a través de los reinos y sobre todo por nuestra consciencia para así liberar a este.

En nosotros es básicamente lo mismo, el tiempo, es decir la inserción de vida, se revela en nuestro interior con el fin de realizarse y nutrir la consciencia colectiva de la que se nutre el Todo. El trabajo interior nos conduce a algo universal y al revés, al final todo es una cuestión de armonizar lo de arriba con lo de abajo y lo de dentro con lo de fuera, en una búsqueda de unidad que nos haga sentir que hemos vuelto a casa.

Francisco Lobato. Terapeuta energético. Coordinador de la red MeditaToday