Imagen cortesía de wikimedia. Licencia CC

Cada lugar del planeta, por sus coordenadas geográficas de latitud y longitud, tiene una hora telurológica concreta. A través de este cálculo, podemos conocer su naturaleza energética y su identidad. Esta hora también nos permite saber cuál es su mineral en correspondencia.

Si calculamos la hora telurológica de la Catedral de la Almudena en Madrid, vemos que son las 10:12h. Se trata de un lugar que facilita la apertura a la búsqueda científica, a los estudios. Tiene energías favorables a la apertura de consciencia, al compromiso, al combate, a la mansedumbre, y al trabajo sobre sí. Nos ayuda a conectar con energías que abren a la mística y al compromiso. Expresa que la salvaguarda eterna se encuentra en lo sagrado, en la espiritualidad y en el amor.

El mineral en correspondencia con este lugar es el cuarzo ahumado. Sus cualidades vibratorias son: las tomas de consciencia, el trabajo sobre uno mismo, todo aquello que escondemos pero que debe ser puesto en la luz. Permite ver claro, expulsar el velo de la inconsciencia, poner el dedo en la llaga de los problemas y ayudar a resolverlos. Abre el camino a la mística y permite acceder a enseñanzas universales.

Al aprender la base de la Telurología es muy sencillo se aprender a calcular la hora telurológica de un lugar y su mineral en correspondencia.

Artículo de M. B. Facilitadora de Telurología