La ESMERALDA es una piedra preciosa de color verde.
Cuando nos armonizamos con este mineral nos aporta apertura, aceptación, fuerza interior, fe, esperanza y el respeto a los demás. Es un mineral que estimula la vista y la visión y empuja al Ser al conocimiento y al saber.

También nos abre a las fuerzas de la naturaleza, está en relación con la savia, por lo que a través de su composición alquímica, química y por su color verde, permite la comunicación entre el Reino Mineral y el Reino Vegetal, lo que nos pone en relación con el etérico.

A nivel energético representa la inmortalidad y la fidelidad. Es también una piedra para trabajar la feminidad.

En la clasificación telurológica esta en correspondencia con el dominio 9, dirección 3 de la rueda telurológica. Está bajo la protección del arquetipo del León y el elemento Aire.

 

Artículo de: Isabel de Blas. Naturópata y facilitadora de telurología.

Bibliografía consultada: Tratado de Telurología de D. Didier

Imagen: “Beryl Smaragd DSCF0433” by Eva K. Wikimedia Commons